Leyes de Murphy

LEYES DE MURPHY

  • Las cosas empeoran antes de mejorar.
  • Cualquier cable cortado a medida quedará demasiado corto.
  • Si no se ha roto, no lo podrás arreglar.
  • El teléfono sonará cuando estés afuera buscando afanosamente las llaves de la puerta.
  • Llegará al teléfono justo a tiempo de oir cómo cuelgan.
  • La duración de un minuto depende de qué lado del baño estés.
  • Si no te importa dónde estás, no estás perdido.
  • Si tienes que hacer un examen en el que se puede usar el libro, se te olvidará.
  • Cuando trates de probar a alguien que algo no funciona, funcionará.
  • Todo se encuentra en el último lugar en que buscamos. Pero nunca lo encontramos la primera vez que buscamos allí.
  • Nunca le preguntes a un vendedor si el precio es bueno.
  • Nunca le preguntes al peluquero si necesitas un corte de pelo.
  • Si hay un documento confidencial, alguién lo dejará en la fotocopiadora.
  • Nadie atiende en clase hasta que cometes un error.
  • Hace falta menos energía para sacar un objeto de su sitio que para volverlo a colocar.
  • El que ronca es el que se duerme primero.
  • El horario de las clases se diseña de forma que los estudiantes pierdan el máximo tiempo entre clase y clase.
  • Si el curso al que quieres asistir tiene un límite de "n" estudiantes, tú serás el "n+1".
  • Regla para la limpieza de la cristalería: La mancha que está limpiando se encuentra al otro lado del que está frotando.
  • Sólo los adultos tiene problemas con los envases a prueba de niños.
  • Si tienes una tarea difícil, dásela a la persona más perezosa... Ella encontrará la forma más fácil de hacerla.
  • El que menos quiere jugar es el que saldrá ganando.
  • Los que viven más cerca llegan los últimos.
  • El tiempo fabuloso que ha reinado durante toda la semana, se convierte en tiempo fatal cuando llega el fin de semana.
  • Si nadie lo usa por algo será.
  • El trabajo en equipo es esencial. Le permite culpar al otro.
  • Los sobres y sellos que se no pegan cuando se lamen, se quedarán adheridos a otras cosas cuando menos lo desees.
  • La velocidad del viento aumenta proporcionalmente al coste del peinado.
  • La llamada telefónica que esperabas llegará en cuanto hayas salido de casa.
  • Un optimista cree que vivimos en el mejor mundo posible. Un pesimista teme que eso sea verdad.
  • Si una serie de acontecimientos pueden salir mal, lo harán en el peor orden posible.
  • Un experto es una persona que evita errores pequeños para pasar con rapidez a los grandes errores.
  • El cliente que menos paga es el que más se queja.
  • Siempre que te cortes las uñas, encontrarás que las necesitas una hora después.
  • Un buen plan para hoy, mejor que uno perfecto mañana.
  • La persona que sonríe cuando las cosas van mal, es que ha pensado en alguien a quien culpar.
  • Si parece fácil, es difícil. Si parece difícil, es malditamente imposible.
  • Todo programa cuando llega a funcionar ya está obsoleto (Primera Ley de la Programación).
  • No se fíe de los ordenadores, pero menos aún de los seres humanos.
  • Si un programa es útil, hay que modificarlo (Tercera Ley de la Programación).
  • Si un programa es inútil, habrá que demostrarlo (Cuarta Ley de la Programación).
  • Si tiras algo, lo necesitarás en cuanto no puedas recuperarlo.
  • Por muchos comercios que hayas recorrido para comprar un artículo, una vez que lo compres lo encontrarás más barato en otra parte.
  • La pieza más delicada es la que se cae al suelo.
  • Funciona mejor si lo conectas.
  • Ley de la gravedad selectiva: Un objeto caerá donde cause mayor daño.
  • Si algo puede ir mal, irá mal.
  • Nada es tan fácil como parece.
  • Murphy era un optimista (Comentario de O´Toole).
  • Sonríe ... mañana será peor (Filosofía de Murphy).